Para conseguir un sake mediterráneo, adaptado al paladar local, es imprescindible utilizar los ingredientes que nos rodean.

 

Arroz del Delta del Ebro

El arroz del Delta del Ebro crece en un clima mediterráneo, bajo la influencia de la sal marina, el sol, los olivos y otros árboles frutales. Este arroz proporciona al sake sabores característicos y afrutados, como la naranja, la manzana y el melón, que se pueden apreciar en cada gota de Kensho sake.

campos arroz kensho

campos arroz kensho

Para conseguir un buen sake es importante que el arroz tenga una particularidad muy especial, que sea perlado, ya que el arroz debe ser pulido hasta conseguir “la perla“, donde está la mayor concentración de almidón. No todos los arroces soportan este proceso, y para ello es necesario un arroz muy perlado, redondo y grande, que aguante su pulido, pues los granos partidos no sirven. Por suerte encontramos una variedad de arroz local que cumplía con estos requisitos. Pues nuestro objetivo era utilizar una variedad local que contribuyese al desarrollo ambiental, cultural y económico de la zona. La variedad de arroz que utilizamos, Marisma, es originaria del Delta del Ebro. Utilizando esta variedad hemos conseguido además que nuestro sake tenga sabores mediterráneos.De este modo, puede ser un excelente maridaje no únicamente con comida asiática, sino también con pescados, y mariscos. El Parque Natural del Delta del Ebro, declarado Reserva de la biosfera por la UNESCO, debido a sus características que lo hacen un ecosistema mediterráneo único.

Agua de manantial de Benassal logo Agua de Benassal ok

La calidad del agua es fundamental para la elaboración de un buen sake, pues el sake es un 80% agua. Kensho utiliza agua mineromedicinal de Benassal, manantial de Castellón, con un bajo contenido en sodio y un contenido mineral que le ha otorgado numerosos premios. Se trata de un agua medio dura, si las comparamos con las agua de Japón, que permite crear un sake con sabor más definido y fuerte, más mediterráneo, con unos aromas mediterráneos que os sorprenderán.. Desde el primer momento, Humbert sabía que el agua era clave para conseguir un buen sake. El agua de Benassal es clave para conseguir un sake mediterráneo, porque un sake con un sabor más fuerte permite maridarlo mejor con la comida mediterránea, de sabores más rotundos que la japonesa.

¿Os atrevéis a maridarlo con un paella? ;)!

CONTACT US

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Enviando

©2017 KLEO Template a premium and multipurpose theme from Seventh Queen

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?